sábado, 22 de julio de 2017

La pluma




De entre varias, he tomado esta nueva pluma, la mejor de ellas porque está por estrenar, amor.

          Otras ya han hablado y embadurnado cantidad inmensa de folios vírgenes, pero ésta llega para aliviar mis pecados.

          Esta pluma, amor, será vehículo de nuestras intimidades y sentimientos, o sea, de verdades que están por estrenar a los ojos de los demás.

          Irán dirigidas a los otros, a los que están fuera de nuestro secreto círculo, a los que esperan y a los que perdieron la esperanza de esperar.

          Existen plumas que han firmado sentencias de muerte e indulto, plumas portadoras de odio y amor, de tragedia y esperanza; pero ésta, mi pluma, la que está por estrenar desea vaciar mi yo.

          Y es que, amor, no sé: cuando hablo no me escuchan y cuando intento vivir, el resto duerme. Hablan, farfullan, ríen a carcajadas, dinero, negocios, familia, dinero, más dinero. De lo “otro”, ya sabes amor, nadie habla o escribe.

          Pertenecen a un mundo que no habla de ideales, que cercena a los soñadores, que no permite que los hombres hagamos uso del residuo de infancia que nos queda, que prohíbe que seamos como niños. Es un mundo que me ahoga, amor.

          Por ello me aferro a esta pluma, la mejor de ellas, la que está por estrenar, para desde mi intimidad hablarle al mundo y fundirme con ella en él.

          He tomado esta pluma porque las otras ya han sido prostituidas por mí. Ésta es diferente, es virgen, está por estrenar.


viernes, 21 de julio de 2017

Oriol Junqueras y Lola Flores


Que la pela es la pela y vamos a dejarnos de bromas del proceso independentista y tonterías por el estilo es lo que están pensando algunos de los implicado en el bodrio que llevaría a Cataluña a emanciparse de España mediante la proclamación de la República Catalana, y es por ello que unos pocos andan dimitiendo de sus cargos bien remunerados por si la ilegalidad de sus actos podría ser sancionada con parné contante y sonante.

          Justamente eso es lo que le ocurre al ex honorable Artur Mas y sus allegados por aquellas votaciones en cajas de cartón y a los que la Justicia solicita abonen cerca de cinco millones de euros, dato este último que no es moco de pavo.

          Ya hace años, muchos años, que Lola Flores, “la faraona o la niña de fuego”, fue investigada por el “Montoro” de turno por no haber presentado, durante tres años seguidos, la siempre “dolorosa” declaración de Hacienda, y condenada a dos años y pico de cárcel si no pagaba lo que debía; su marido el buen “Pescaílla” quedó exento de todo el calvario que pasó la eterna y brava folclórica.

          Pero ella, Lola, a la que conocí una noche de cielo, no tuvo resquemor alguno en dirigirse a sus fans para solicitar de ellos una pesetilla o dos o las que pudiesen para salvarse del desatino de la Justicia, igual para todos, dicen los expertos. Ignoro si el pueblo llano que estaba enganchado a aquello de la “Savaora” acudió en masa para salvar a “la niña de fuego”, lo que sí se sabe es que no pisó el trullo.

          Oriol Junqueras, que es lo que es, pero nunca podrá ser folclórico aunque lo suyo es el folclore político, ha solicitado de los ciudadanos catalanes crear un para “caja de resistencia” en la que cada catalán ingrese 1,80 euros, más o menos el coste de una cerveza, para recaudar la pasta necesaria para que Artur pueda hacer frente a su imbecilidad.

          Folclórica y única, nuestra Lola y ridículo al máximo el señor Junqueras … y ole, ole y ole.



jueves, 20 de julio de 2017

Las vacaciones de Cristina Cifuentes





¡Ay de las vacaciones!, ya saben: ese subproducto de esta sociedad de consumo que nos broncea y que establece una auténtica guerra para, con sombrilla en ristre, luchar entre hermanos por conseguir un puesto de salida hacia la mar entre hamacas y aceites que nos bronceen a la espera de que, a mediados de septiembre, una especie de gusanillos nos lleven a la cruel realidad de ser simples rostros pálidos.

          Cuando uno ya padece este cruel destino de ser jubilado y vivir, por tanto, un eterno y cruel tiempo de vivir en estado inerte de muerte laboral por inutilidad metafísica, va y busca la manera de que las monótonas manecillas del reloj fluyan con un ritmo más acelerado que hagan más entretenida este tic-tac implacable del paso del tiempo; es por eso que uno pone la neuronas al ciento por ciento para buscar encajar el aburrimiento con la vida y así, sin saber la causa, se toma la tercera copa que nos lleva a acelerar la búsqueda de la mortaja o a introducirse en el mar de Facebook para echar un ratillo con los amigos que nos vienen y se van como la mar cuando juega a ser pleamar y su contraria.

          A falta de Blesa y pareciendo que la “cosa” marcha, las emisoras de televisión que suman 10, o sea, 6 más 4, hoy la han emprendido de forma torticera, quiero decir sesgando las declaraciones de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, que ha dicho que ella, enarbolando su santa libertad, no se va a tomar vacaciones durante este verano porque, entre otros detalles, se lo pasa requetebién en Madrid y alrededores.

          Y como una jauría humana los que están todo el año de vacaciones, Pablo Iglesias y Alberto Garzón, Javier y Cristina más cuatro o cinco que viven de las “pagas” extras de seguir el juego a los que suman diez han elevado su grito al cielo exclamando que ella, “la” Cifuentes, está desarbolando el derecho de los trabajadores a disfrutar de unas vacaciones.

          Poco a poco, mientras la mar se cubre de un celofán de cremas pastosas, amanece la libertad de decir y hacer, siempre que no perjudique a nadie, lo que le venga a uno en ganas.

          Aleluya.

miércoles, 19 de julio de 2017

Blesa




Sabemos que Blesa ha muerto. Se supone que él ha puesto fin a su vida. No se sabrá hasta que la autopsia dictamine si ha sido un accidente y queda lejísimo la posibilidad de un asesinato.

          No sería fiel a mí mismo si dejara de balbucear algo sobre este trágico suceso. Se sabe que estaba condenado a prisión a cuatro años a causa de las famosas tarjetas de la vergüenza, y a la espera de más encuentros con la justicia por su presunta o segura corrupción, pero a él esto ya no le preocupa lo más mínimo pues dejó de existir.

          Dicen que era hombre de carácter e íntimo amigo de Aznar que, por cierto, pagará sus consecuencias; al tiempo. Algo purgó en vida su desmedida ambición por tener más, ya saben, la “pena” de telediario y los escraches recibidos en plena calle a la entrada y salida de las salas de justicia.

          Los “preferentistas”, los engañados que no leyeron la letra pequeña de lo que firmaban, seguramente que algunos, en parte, se habrá alegrado de la muerte del cazador Blesa, aunque otros ya han recuperado lo que invirtieron a ciega creyendo al director amigo de la sucursal bancaria vecina.

          Pero anda suelta esa nueva “jauría humana” que se alega y mofa de la muerte del corrupto desde el anonimato asqueroso y vergonzoso de las redes sociales.

          Por ello, porque soy como soy, de lo que me alegro cantidad, repudio y vomito de mi boca a los que se alegran de la muerte de un hombre que tomó presuntamente -aún no había sido condenado por la justicia- por bandera el poder del dinero.
          Más que por su muerte hubiese apostado por la justicia.